top of page

La vocación es un milagro de Dios

El Domingo 14 de agosto en la Capilla filial Santísima Trinidad de la Parroquia Catedral de Guasdualito en una solemne Eucaristía el joven Jeisson Cufiño recibió la imposición de sotana y roquete y el seminarista Yiley Rujano el ministerio del Acolitado, ambos de manos del Excmo. Mons. Pablo Modesto González Pérez.

El Prelado diocesano en la homilía invito a los seminaristas a vivir con alegría y entrega su vocación y ministerio, insistió en que no es un cargo para presumir, sino un servicio para dar a la Iglesia y en particular atención a la Diócesis que les acoje.

A la Eucaristía asistieron varios sacerdotes y 4 diáconos transitorios de la Diócesis, familiares y amigos de los seminaristas. Los cantos litúrgicos estuvieron a cargo del coro parroquial Ntra. Sra. del Carmen.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page